Un hombre ha encontrado una bebé todavía viva a la que habían enterrado en una urna de barro. El hombre hizo el hallazgo mientras estaba cavando la tumba de su propia hija, que nació muerta.

Los hechos pasaron el jueves en Uttar Pradesh (India). La Policía de la ciudad de Bareilly ha explicado este lunes que el hombre se topó con la bebé cuando estaba excavando una tumba para su hija y su pala picó contra una urna de barro. Dentro, encontró a la pequeña.

La niña está mejor

Después de encontrar una urna de forma inesperada, el hombre avisó rápidamente al guarda del cementerio. Al examinar el recipiente funerario, descubrió a la recién nacida y la trasladó al hospital del distrito.

Desde entonces "la niña ha mejorado mucho", asegura al superintendente de la Policía.

El hombre que la encontró estaba enterrando a su hija

El hombre que descubrió a la bebé había perdido su propia hija, minutos después de que esta naciera prematuramente. En el momento en que la encontró, estaba excavando una tumba para la niña.

No se sabe quiénes son los padres

Las autoridades han iniciado una investigación para encontrar a los padres de la bebé, de la que también se desconoce la identidad.

Todavía no se sabe cómo o por qué enterraron a la pequeña después de nacer, aunque hay que destacar que en la India está extendida la práctica de abortar de forma selectiva si el bebé es niña. De hecho, según un estudio de la Alianza para la Defensa de la Libertad (ADF), en el país se abortan hasta 50.000 fetos femeninos al mes.

La ley prohíbe estas prácticas

La ley india penaliza este tipo de abortos e impide a los médicos revelar el sexo de los fetos, precisamente para poner freno a esta práctica. Sin embargo, se siguen practicando estudios clínicos prenatales de forma clandestina.

En la India la preferencia por el niño se debe al hecho de que el hijo perpetúa el linaje, hereda la propiedad y cuida de sus padres cuando envejecen, mientras que, en el caso de las niñas, los progenitores tienen que pagar una elevada dote a la familia del novio.