Primero lo intentó asesinar estrangulándolo. Como no pudo, lo enterró vivo. Los vecinos describen a Beatriz como "hostil, peligrosa y con un carácter que daba miedo". La realidad, el cruel crimen de Isaac, era todavía peor.

Encajando todas las piezas

Antiguo policía local de Catarroja con residencia en Godelleta (Valencia) que tuvo que dejar el servicio por culpa de la ataxia, una grave enfermedad neurodegenerativa, Isaac GT desapareció el 1 de diciembre de 2019. Beatriz, su mujer, tardó cuatro días en denunciar su desaparición. La policía sospechó de ella desde el primer momento. Pero necesitavan encajar todas las piezas del rompecabezas.

No actuó sola

La policía también tuvo la certeza desde el primer momento que Beatriz no había actuado sola, que había tenido la ayuda de alguien. La incógnita empezó a resolverse cuando el hijo de Beatriz, un menor de 17 años, confesó que había ayudado a su madre a enterrar vivo a Isaac. Con sus indicaciones, también supieron dónde lo habían inhumado.

En coche especial hasta su tumba

Beatriz había alquilado una parcela en Godelleta dos meses antes de la desaparición de Isaac.  Era un lugar apartado cerca de un camino de las afueras de Godelleta y de la carretera local CV-424. Se sospecha que Beatriz habría llevado a Isaac con el coche especial para personas con discapacidad hasta cerca del agujero donde lo enterró. Después escondió la silla en unos arbustos próximos. La policía también la encontró.

Enterrado vivo

Cuando la policía encontró el cuerpo sin vida de Isaac, el cadáver estaba cubierto de sacos de cal viva para acelerar su desintegración. También se encontró un bloque de hormigón con el que la viuda negra de Godelleta intentó matar a golpes a su marido. Como no conseguía acabar con su vida, pidió a su hijo, que sostiene que actuó intimidado por su madre, que le diera unas cuerdas que ató el cuello de Isaac para asfixiarlo y rematarlo. Los forenses encontraron tierra en los pulmones de la víctima, hecho que apunta a que fue sepultado vivo.

Beatriz, la viuda negra de Godelleta, ha sido internada en la prisión de Picassent. Su hijo, en un centro de menores en régimen cerrado.