Tres mujeres han denunciado a un taxista por una supuesta agresión homófoba en el aparcamiento de una discoteca de Viladecans, en Barcelona. El taxista, según han denunciado las mujeres, las pegó y los tiró al suelo después de tratarlas de "guarras" y de "bolleras de mierda". En cambio, el taxista asegura que fueron las mujeres quien lo agredieron.

Según el relato de las mujeres, dos de ellas, que son pareja, estaban abrazadas cuando el taxista las miró con asco y los dijo: "eso es lo que os gusta". Una de las mujeres, aseguran, se sintió ofendida y dio un manotazo a una de las puertas del taxi, sin provocar ningún daño. Entonces, el taxi frenó de golpe, el conductor bajó y las empezó a regañar, recriminando este gesto, y las insultó con gritos de "bolleras de mierda" y "sois unas guarras".

El taxista asegura que fueron las tres mujeres quien lo pegaron y lo tiraron al suelo durante la discusión

Después, dicen las tres mujeres, el taxista las pegó y las tiró al suelo durante la discusión. El taxista, en cambio, asegura que fueron ellas quien, durante la discusión, lo tiraron al suelo, lo golpearon en la cara y le dieron una patada en l pecho.

Precisamente, la denuncia presentada delante de los Mossos es por presuntos delitos contra el ejercicio de los derechos fundamentales y las libertades públicas, y presuntos delitos de lesiones y daños. El taxista, por su parte, ha denunciado a las tres mujeres por supuestas lesiones leves.

Unos y otros declararán ante el juzgado de Gavà que lleva el caso entre el 29 de mayo y el 12 de junio, mientras la fiscalía de delitos de odio y discriminación también estudia el caso.