Un banco estadounidense ingresó, por error, 120.000 dólares a la cuenta de una pareja de Montoursville (Pensilvania, EE.UU.) que sólo tenía poco más de 1.000 dólares. Los empleados del banco no se dieron cuenta del error hasta pasadas dos semanas, según explica The Washington Post.

La pareja se compró dos coches, pagó deudas y regaló dinero a sus amigos

Durante este tiempo la pareja, Robert y Tiffany Williams, de 36 y 35 años, no preguntó al banco por el origen de los fondos que había recibido como por arte de magia y se lo gastó prácticamente todo comprando dos coches, una caravana, un remolque, pagando sus deudas y repartiendo 15.000 dólares entre sus amigos.

El banco intentó recuperar el dinero y al no poder hacerlo recurrió a la justicia. El pasado martes la familia Williams fue acusada de robo y apropiación indebida y salieron en libertad bajo una fianza de 25.000 dólares.