Un grupo de científicos ha descubierto que la bacteria ‘Clostridium difficile’, asociada a infecciones intestinales, está evolucionando y convirtiéndose en una especie más resistente y con mayor capacidad de propagarse en los hospitales.

Los científicos han localizado la bacteria en el 70% de las muestras de pacientes hospitalizados

El estudio, que publica esta semana la revista Nature Genetics, concluye que la bacteria está evolucionando en dos especies separadas. Los científicos, que la han localizado en el 70% de las muestras de pacientes hospitalizados, explican que ha desarrollado una mayor resistencia a los desinfectantes hospitalarios comunes, con lo cual puedes propagarse más fácilmente en ese entorno.

La especia existe desde hace miles de años. La bacteria es la principal causa de diarrea asociada a antibióticos, ya que el uso prolongado de estos fármacos elimina la flora y hace vulnerable el intestino a este microorganismo. Además, puede provocar colitis graves con riesgo de muerte. Los pacientes hospitalizados por largos periodos tienen mayor riesgo de ser colonizados. 

Los científicos consideran que este descubrimiento debe alertar los centros sanitarios para que busquen nuevas alternativas, fuera de los estándares actuales, para el uso de antisépticos y desinfectantes.