La compañía aérea británica British Airways investiga el caso de una azafata de la empresa que está ofreciendo servicios sexuales entre vuelos e incluso en los propios aviones. Para relaciones sexuales, la azafata exige un pago de 50 euros como reserva. Después, la cifra puede variar según lo que se le pida y de la altitud de la experiencia

La azafata, aún sin identificar, usa la plataforma ‘Only Fans’ para ofrecer sus servicios. Según ‘The Sun’, la joven publica fotos con su uniforme de azafata y hasta vende su ropa interior. Pero quiere más, y ahora promete experiencias a bordo de los aviones.  

Una azafata de British Airways ofrece sexo a bordo de los aviones

La azafata se promociona sexualmente en las redes. Primero empezó atrayendo a los clientes tomando atrevidas instantáneas en el aire con su uniforme y vendiendo su ropa interior online. En una fotografía, por ejemplo, se la ve subiéndose la falda en la cocina del avión a pocos metros de los pasajeros. En otra, aparece en el baño de la cabina y enseña las medias, con la leyenda: "No bragas los domingos".

Una azafata ofrece sexo a bordo de los aviones de British Airways / Cedida

Una azafata ofrece sexo a bordo de los aviones de British Airways / Cedida

La azafata cobra unos 30 euros por un par de sus bragas, pero la tarifa aumenta considerablemente por los servicios presenciales en privado. Normalmente, las citas son en los hoteles en los que la azafata se aloja entre vuelos, pero en su blog aclara que "si alguna vez quieres entretenimiento para adultos a bordo, todo lo que tienes que hacer es darme una suma de dinero y disfrutarás de una experiencia completamente diferente de tu elección". Para los interesados, la azafata afirma que “tendrá que pagar una tarifa de seguridad de 50 euros. Los precios varían según el servicio solicitado, sin negociación”. 

Además, la mujer también se jacta de ‘juguetear’ con sus compañeros de tripulación. En una fotografía aparece la azafata tendida en la cama de un hotel en Edimburgo, sosteniendo una copa de vino tinto entre los dedos de los pies y con una descripción sutil: “Nada mejor que emborracharme con mi piloto para que pueda hacerme lo que quiera. Salud".

British Airways investiga la identidad de la azafata / Wikimedia Commons

British Airways investiga la identidad de la azafata / Wikimedia Commons

La companyia investiga la identidad de la azafata 

British Airways tiene un problema. En las fotografías la azafata lleva el uniforme y no hay duda que se trata de la compañía británica. Pero desconocen la identidad de la mujer. Según ‘The Sun’, un portavoz de la aerolínea afirma: "Esperamos el más alto nivel de comportamiento de todos nuestros colegas en todo momento, y estamos investigando los hechos. Es un incumplimiento del deber impactante y no es la imagen que British Airways quiere dar de su tripulación de cabina". A su vez, un compañero de aerolínea afirma que “claramente se está prostituyendo y está impulsando su negocio usando fotos tomadas a bordo de los aviones”. Por último, otro miembro de la tripulación sugirió que estaba aumentando su salario después de los recortes relacionados con el Covid-19 y afirmaó que “esto pone de relieve que muchos empleados no pueden permitirse vivir con salarios reducidos desde los recortes”.  

Por ello, la azafata ha decidido recaudar fondos en su propio tiempo y promete causar graves turbulencias a bordo de los aviones de British Airways.