A.C., un joven de 20 años y numerosos antecedentes policiales, ha tenido que ser rescatado del cañón de una chimenea por los bomberos y la policía local de Granada cuando intentaba entrar en una casa a robar.

Los hechos han pasado este viernes en torno a las 9.00 horas de la mañana en el barrio de Albaicín (Granada). La policía ha recibido un aviso de una persona que se había quedado atrapada en el interior de la chimenea.

Gritos de auxilio

Cuando los agentes han llegado a la escena, han oído como una persona pedía ayuda para poder salir del hogar. Acto seguido han solicitado la asistencia del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento.

Una operación complicada

Con el fin de liberar al joven, se ha intentado llegar hasta él a través de la salida de humo, pero sin éxito. A continuación se ha procedido a romper una ventana de la vivienda (que estaba vacía) y el candado de la reja. Así los expertos han podido acceder al interior de la chimenea y, una vez dentro, la han roto para poder rescatar al chico.

La policía ha detenido al joven

El chico ha reconocido que estaba en la chimenea porque quería entrar a robar enla casa, pero se ha quedado atrapado a la mitad del proceso. Los servicios sanitarios lo han atendido, aunque sólo se ha hecho un rasguño en el brazo derecho. La policía lo ha detenido y le ha trasladado a dependencias policiales a la espera de que pase a disposición judicial