La Policía Nacional ha detenido este martes por la mañana a un joven que el sábado atracó el convento de Santa Clara en Úbeda, Jaén. El hombre agredió a una monja de clausura y le robó unos 30 euros que las religiosas habían recaudado vendiendo dulces.

El joven detenido es un conocido delincuente de la zona al que se identificó desde el primer momento. Está acusado de un presunto delito de robo con fuerza, y permanece en dependencias policiales de Úbeda.

Intentó estafar a las monjas

Los hechos ocurrieron el sábado al mediodía, sobre las tres y media de la tarde, en el convento de las clarisas. Un joven llamó a la puerta del convento con la excusa que venía a entregar un cheque de 1.500 euros procedente de una gala benéfica, aunque, para poder entregárselo, las monjas le tenían que dar 160 euros.

La monja no le abrió la puerta y le dijo que se marchara porque no estaban interesadas. Pocos minutos más tarde, el joven volvió a llamar a la puerta del convento. Tras unos minutos de conversación para ganarse la confianza de la religiosa, ésta entreabrió el portón y el joven la empujó y entró, por la fuerza, al interior.

Se llevó 30 euros

Una vez dentro, el presunto ladrón tiró a la monja al suelo y la cogió por el cuello mientras le pedía insistentemente el dinero. Finalmente, la monja consiguió convencerle de que la dejara levantarse para entregarle la caja con la recaudación procedente de la venta de dulces. Así, el agresor pudo llevarse unos 30 euros y abandonó el convento.

Tras la denuncia y la declaración de la monja, la policía identificó enseguida al presunto atracador, y este martes, tres días después, ha sido detenido.