Un hombre ha intentado atracar este viernes al mediodía una sucursal bancaria de Barcelona a punta de pistola. Los Mossos han conseguido parar el asalto y han detenido al autor.

El hombre ha entrado en las 14:30, poco antes de la hora del cierre, en la oficina de Bankia de la calle Joan Güell, al barrio de Sants. El atracador ha apuntado a los trabajadores con una pistola, y estos han activado la alarma para avisar a la policía.

Una vez detenido el atracador, los Mossos han comprobado que la pistola era falsa

Pocos minutos más tarde, una patrulla de los Mossos d'Esquadra se ha presentado en el lugar y han entrado en la oficina para negociar con el atracador. Las conversaciones han hecho que el ladrón desistiera del asalto y se ha entregado.

Una vez detenido el atracador, los agentes se han dado cuenta de que el arma, en realidad, era simulada.

El incidente ha acabado sin ningún más incidente y sin heridos.