Un joven gay y ecuatoriano ha denunciado este viernes delante de los Mossos d'Esquadra que hacia la una del mediodía ha sido insultado por parte de uno de los trabajadores de seguridad del establecimiento mientras hacía cola en el mercado municipal del Clot de Barcelona.

Los miembros de seguridad que regulaban el acceso lo han parado para dejar pasar a una chica antes que él y han hecho el comentario: "primero nosotros". Una vez el chico ha hecho la compra y se disponía a marcharse uno de los guardas que llevaba un perro le ha lanzado: "Que sepas que el perro ha detectado que eres maricón".

El presidente del Observatorio contra la Homofobia (OCH), Eugeni Rodríguez, ha exigido al Ayuntamiento de Barcelona "que en la empresa de seguridad se le rescinda el contrato" y ha recordado que los mercados son equipamientos municipales.

Según Rodríguez, "la situación de excepcionalidad no ha puesto traba al odio contra las personas LGTBI". El Observatorio Contra la Homofobia alerta que han registrado 13 incidencias desde que se decretó el estado de alarma en Catalunya. Los hechos producidos en el Clot ya han sido denunciados a los Mossos d'Esquadra y se han notificado al Ayuntamiento de Barcelona.

Otro vigilante no ha ayudado al chico

El joven, ecuatoriano de 28 años, ha salido a comprar este mediodía hacia las 13 horas al mercado del Hoyo, en el distrito de Sant Martí. Según el relato de D.P., el otro vigilante no ha intervenido y se ha reído con su compañero cuando le ha hecho los comentarios racistas y homófobos, según Tot Barcelona.

El presidente del Observatorio contra la Homofobia (OCH), Eugeni Rodríguez, ha recordado en declaraciones a este diario que el mercado del Hoyo es municipal y que, por lo tanto, insta el Ayuntamiento de Barcelona a intervenir. "Pedimos que en esta empresa [la de seguridad] se le rescinda el contrato", ha exigido Rodríguez.

Denuncia en los Mossos d'Esquadra

En un primer momento el joven que ha denunciado el trato racista y homófobo se ha dirigido al OCH. Este viernes por la tarde, sin embargo, ha acudido a la comisaría de los Mossos d'Esquadra del distrito de Sant Martí, en la calle Bolívia, para denunciar los hechos. El concejal de Sant Martí, David Escudé (PSC), ha informado de que está en contacto con el OCH, los Mossos y el Instituto Municipal de Mercados de Barcelona para aclarar los hechos y actuar en consecuencia.