La muerte del bebé de 10 meses en la madrugada del pasado sábado en Córdoba fue por "asfixia accidental", según el avance del informe de autopsia. 

Desde el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) han aclarado, sin embargo, que habrá que atender a lo que disponga el informe definitivo de la autopsia, que llegará en las próximas semanas.

Al no poder descartarse ninguna hipótesis, el padre del niño fue detenido y llevado a la comisaría de policía para que declarara. Sin embargo, después de hacerlo, lo dejaron en libertad sin cargos.

El padre del niño fue detenido y puesto en libertad sin cargos

 

El bebé murió en un piso de la calle Marqués de Guadalcázar y, una vez los servicios de emergencia recibieron el aviso, la policía nacional activó el protocolo habitual en estos casos.

Al presentarse en el piso, los agentes llegaron a aplicar la maniobra de reanimación al bebé mientras llegaba el personal sanitario que, a pesar de todo, solo pudo confirmar la muerte del pequeño.