El presunto asesino de una chica de 18 años que descuartizó su cadáver el miércoles pasado tiene un perfil que da escalofríos. Muy conocido en su barrio de Valdemoro (Madrid) por tener una clientela fiel que venía a tatuarse a su casa, todos lo conocían con el sobrenombre del "carnicero tatuador". Su nombre real es

Matías, 26 años y colombiano

Matías, tiene 26 años y es de nacionalidad colombiana. Desde el 2014, vivía como okupa de una casa y sus vecinos aseguran que no tenían relación con él porque parecía muy introvertido aunque nunca había ocasionado ningún problema a la comunidad. Otros aseguran que también traficaba con drogas.

Mientras la Guardia Civil continúa con la búsqueda de más trozos del cadáver de la chica que mató, en casa de él se ha encontrado todo un arsenal de navajas, catanas, cuchillos y todo aquello necesario para celebrar rituales satánicos y de brujería. Los que lo conocen, aseguran que sufre una enfermedad mental de la que renunció tratarse y medicarse con cuadros de esquizofrenia que sus conocidos nunca hubieran podido llegar a imaginar.

Toda la casa del presunto asesino estaba manchada de sangre

Pero eso no es todo. La policía, cuando ha entrado en su casa, se ha encontrado con restos de sangre derramados por las paredes y el suelo de la vivienda que serían de la víctima mortal. En ella, también había pósteres del psicópata Hannibal Lecter, personaje creado por el novelista Thomas Harris y que interpretó en la gran pantalla el actor Anthony Hopkins. Este no es el único personaje de ficción que admira.

Su referente, y no se escondía, es el payaso de terror de la película It, creado por Stephen King. It disfruta atemorizando y matando a todo aquel que se encuentra por delante. Fuentes próximas a la investigación aseguran que siguen trabajando en el perfil del presunto asesino.