La comunidad gay de Barcelona vive conmocionada por un nuevo suceso que ha sacudido a la jet set de este colectivo en la capital de Catalunya y también por toda España.

La expareja del interiorista Rafael del Castillo intentó asesinarlo mientras dormía en el piso que todavía compartían en la calle de València, junto al exclusivo paseo de Gràcia de Barcelona.

Pasó justo hace una semana, el viernes 31 de mayo, de madrugada. El escabroso suceso acabó con la muerte de la pareja de Del Castillo, Carlos P.G., que después de agredir violentamente a su expareja, de 68 años, se precipitó desde un ático de la calle de Roger de Llúria, en Barcelona. Él, según ha podido saber ElCaso.com, se recupera de las lesiones con su familia en Gran Canaria.

Un reconocido interiorista canario instalado en Barcelona

Rafael del Castillo —en su DNI, Rafael Rodríguez del Castillo— es un interiorista reconocido en el ámbito estatal e internacional nacido en Canarias, de donde se marchó el año 1972 para iniciar sus estudios en Barcelona.

Ha tenido una carrera de éxitos y había participado en varias ferias y proyectos por todo el país con trabajos relacionados con vivendas de alto standing y hoteles de cinco estrellas.

Rafael del Castillo vive en la calle de València, en el centro de la ciudad, donde tiene un estudio de diseño y también su casa. Compartía piso con un hombre, Carlos P.G., con quien hacía dieciséis años que eran pareja y con quien hacía cuatro que se habían casado. Aunque todavía vivían juntos, sin embargo, se estaban separando. Cuando Del Castillo no estaba en Barcelona él utilizaba el piso.

El jueves por la noche el interiorista se marchó de casa para ir a una cena. Aunque los vecinos explicaron que habían oído una fuerte discusión y que el mismo Del Castillo explicó a la policía que se habían discutido, el hombre ha explicado a ElCaso.com que no se habían peleado. "Me abrazó y me dijo que me lo pasara bien en la cena", ha explicado él mismo a este medio.

Golpes de lámpara en la cabeza

Pero de madrugada, cuando Del Castillo había vuelto a casa y ya dormía, Carlos P.G. atacó con una luz de pie al hombre.

Le dio varios golpes con una lámpara de diseño a la cabeza, dejándolo herido de gravedad. Es lo que pudieron saber los Mossos después de inspeccionar el piso. Rafael del Castillo no recuerda nada. Se despertó en el hospital.

Un ático a 10 minutos

Después de la brutal agresión, Carlos P.G. se desplazó a casa de un amigo de la pareja, en la calle de Roger de Llúria. Caminó, manchado de sangre y desubicado, 10 minutos hasta llegar a esta finca. Según ha podido saber ElCaso.com, es un ático donde el hombre pasaba algunas noches cuando Del Castillo estaba fuera de Barcelona.

Roger Lluria Barcelona Rafael Castillo

Imagen del ático desde donde saltó Carles P.G., en la calle de Roger de Llúria. / Guillem RS

En torno a las nueve de la mañana encontraron al hombre en estado crítico en la vía pública, delante del piso de este amigo. Se había precipitado desde un sexto piso. Aunque fue trasladado al hospital, Carlos P.G. acabó muriendo después de no poder superar las graves heridas de la caída.

Vigilado por la policía hasta que murió

Los Mossos investigaban un presunto delito de tentativa de homicidio. Tenían un relato claro de la víctima, el conocido interiorista, y también un posible autor, su expareja. Después de ser ingresado fue custodiado por los Mossos d'Esquadra hasta que murió.

La policía elevó el atestado al juzgado de guardia, que después de la muerte del hombre, ha archivado la investigación. A pesar de la actuación de oficio del cuerpo policial, el mismo Del Castillo confirma a ElCaso.com que no hay ninguna denuncia contra su expareja.

"Fue un error, ni él mismo sabe qué pasó", asegura desde Gran Canaria a este medio. "Tomaba pastillas por la depresión, nunca me había agredido, pasó algo, fue un gran error todo", insiste.

La jet set gay de Barcelona

Después de salir del hospital, y tal como ha explicado él mismo, viajó hacia su pueblo donde se está recuperando de las heridas y pasando el luto acompañado de su familia.

rafael castillo amases celebracio

Rafael del Castillo, en una imagen de archivo de su aniversario el año 2011, en Barcelona. / Cedida

Rafael del Castillo es hijo de Gáldar, en Canarias, un municipio donde trabajó rediseñando el interior del teatro municipal y donde pronunció el pregón de la fiesta patronal el año 2012.

Pero donde forjó su carrera fue en Barcelona, donde se ha relacionado con la jet set gay de la ciudad. Las fotos rodeado de famosos se han repetido los últimos años. Inauguraciones, fiestas y celebraciones con lo mejor de la escena homosexual.

rafael castillo celebracion

En el centro, Rafael del Castillo, en la celebración de cumpleaños en el Club Miramar. / Cedida

Cuando el año 2011 celebró sus 60 años, y tal como recoge un diario local de Canarias, Rafael del Castillo rodeado de conocidos en el Palauet de paseo de Gracia y cerraron la fiesta en el Hotel Mandarín.

La fiesta se alargó otro dia con una comida en el Club Miramar con música, magia y un pastel de 1,40 metros de altura, todo muy alejado de la sordidez del crimen del viernes pasado.