Una larga investigación de los Mossos d'Esquadra ha impedido un nuevo crimen en la ciudad de Barcelona. Se ha sabido este domingo, cuándo lo ha hecho público la policía catalana en una nota de prensa, y antes de 48 horas del último crimen en la ciudad: el asesinato de la calle Urgell.

Las disputas por el control de la droga parece que están detrás de este crimen que tres personas de nacionalidad colombiana querían cometer en la capital de Catalunya. Finalmente han podido ser detenidos por los Mossos tres hombres de 21, 22 y 23 años acusados de planificar el asesinato de una persona.

Una pelea entre colombianos, el detonante

El primer detenido se hizo el pasado 11 de mayo y los dos últimos, de los dos colaboradores del potencial autor material, el 14 de mayo. Los tres habían estudiado y preparado el asesinato de una tercera persona. Todo se originó en una pelea el pasado 19 de febrero a raíz de una riña que tuvo lugar en la salida de una discoteca en la calle Còrsega de Barcelona.

Un hombre resultó herido gravemente como consecuencia de los navajazos que recibió en el marco de una discusión que acabó en una pelea donde participaron varias personas y que, todo apunta, aunque la policía catalana no lo confirma, que podría estar relacionada con el tráfico de drogas y delitos relacionados con la salud pública.

Una pelea que hubiera podido acabar en asesinato

Los Mossos d'Esquadra vieron que la pelea no era una más de las que cada fin de semana protagonizan personas latinas en la ciudad de Barcelona. Después de varias gestiones de investigación, los agentes detuvieron a un hombre por un delito de tentativa de homicidio e identificaron dos más como presuntos autores de la agresión y mantuvieron abierta la investigación con el fin de identificar y localizar a más personas vinculadas con los hechos.

Siguiendo con la investigación, y también gracias a varias escuchas telefónicas que se hicieron, los Mossos supieron que uno de los investigados estaba preparando el asesinato de un hombre. De las diferentes conversaciones investigadas, se desprendió incluso que pretendían enterrar el cuerpo de la víctima y, en alguna ocasión, también habían valorado la posibilidad de secuestrarlo.

Después de confirmar que este hombre, y dos personas más, estaban claramente planificando el asesinato de un hombre, con quién habían tenido problemas y que estaba relacionado con la pelea de la calle de Córcega, se los detuvo.

Detenido cuando compraba el arma para cometer el asesinato

El pasado 11 de mayo, los agentes desplegaron varios dispositivos policiales en Viladecavalls, Terrassa, Ripollet y en el distrito de Sant Martí de Barcelona con el fin de detener al hombre en el momento que accedía en un domicilio por comprar el arma con la cual se pretendía cometer el asesinato. Los Mossos también pudieron localizar a los otros dos implicados, que también quedaron detenidos.

Los tres detenidos pasaron a disposición judicial. Uno de ellos, el que se hizo con el arma y que llevaba la voz cantante, ingresó a prisión y los otros dos quedaron en libertad con cargos, según ha confirmado la policía catalana en una nota de prensa este domingo.