Los Mossos d'Esquadra buscan desde este viernes al mediodía al hombre que, con un arma corta de calibre 9 mm, abatió de varios tiros a otro hombre en el ático del número 125 de la calle Comte de Urgell, del Eixample de Barcelona. Según han confirmado fuentes de la policía catalana a ElCaso.com, este sábado por la mañana el hombre todavía no había podido ser capturado.

Los agentes de investigación de los Mossos d'Esquadra tienen la captura de pantalla de las cámaras de seguridad del bloque donde se produjo el asesinato y están trabajando para encontrarlo, pero a estas alturas la búsqueda todavía no ha podido acabar con la detención del hombre.

Con casco y vestido de mensajero

Tal como adelantó ElCaso.com, el hombre entró en el edificio con la cara tapada con un casco de moto y una caja. Subió con el ascensor hasta la séptima planta y desde allí hizo el último tramo de escaleras a pie. Tiroteó al hombre y después escapó corriendo por las escaleras. Estuvo en la entrada del bloque donde se chocó con una vecina, tal como explicó ella misma a la policía y también a este medio. Cuando salió a la calle se escapó con una moto que tenía aparcada en la acera de delante.

precinto puerta asesinato urgell

La puerta del piso de la víctima, en la calle de Urgell, precintada por la policía / Guillem RS

El hombre iba con el casco y, tal como vieron los agentes en las cámaras de seguridad, iba vestido con un anorac como si fuera un mensajero. En la salida, y tal como han explicado fuentes de la investigación a este medio, no llevaba la caja y llevaba la mano a la cintura. Todo hace pensar que está donde llevaba el arma que utilizó para matar al joven.

El hombre tiroteado: joven y nórdico

Los Mossos también trabajan, de manera paralela, para identificar plenamente al hombre abatido a tiros en este ático del centro de Barcelona. Según el testigo de los vecinos y también por la documentación que había en el interior del piso, se cree que el hombre muerto es un joven de nacionalidad extranjera -algunas fuentes apuntan que podría ser nórdico- que hacía pocos meses que se había instalado en este piso, junto a la avenida de Roma de la ciudad condal.