Un joven de 34 años ha atropellado a su pareja, una mujer de 31 años, y luego la ha rematado en el suelo con un hacha. Los hechos tuvieron lugar el viernes pasado en la ciudad alemana de Limburgo. El sospechoso fue detenido en el mismo lugar de los hechos. Las autoridades también le requisaron un arma de fuego que llevaba y que no llegó a utilizar.

El presunto asesino la arrastró por el suelo unos 30 metros antes de rematarla

El presunto asesino atropelló a su pareja, que andaba por la acera, la arrastró 30 metros hasta que el coche chocó contra la pared de una casa, bajó del vehículo y la apuñaló con un cuchillo y un hacha que tenía en el interior del maletero.

Los hechos fueron grabados por testigos que había en el lugar de los hechos y que después colgaron en redes sociales. Las autoridades alemanas, sin embargo, han retirado estas imágenes de internet, ya que la ley en este país impide publicar este tipo de contenidos, y advierten que iniciarán un proceso penal contra todo aquel que vuelva a difundir las violentas imágenes.

La víctima y el presunto asesino tenían dos hijos que ahora han quedado en manos del departamento de bienestar infantil. Se sospecha que la mujer se habría separado recientemente y habría buscado protección en una asociación de mujeres.