Un adolescente de 16 años fue asesinado de varias puñaladas en el interior de una iglesia evangélica del estado de Tocantins, en el norte de Brasil, informaron este lunes fuentes oficiales.

El suceso ocurrió en la noche del domingo, cuando un hombre entró en la iglesia al término del culto religioso y se dirigió hasta el muchacho, al que apuñaló con un machete que tenía guardado en la cintura.

El hombre le apuñaló con un machete que tenía guardado en la cintura

 

El menor, que según su familia padecía autismo, intentó huir corriendo hacia la calle, pero el agresor le persiguió hasta la puerta del templo, donde le golpeó más veces con el arma blanca hasta provocarle la muerte.

Las cámaras de seguridad de la iglesia evangélica donde ocurrió el asesinato, situada en Palmas, capital de Tocantins, registraron todo el episodio. La Policía Civil ha abierto una investigación para esclarecer los motivos del crimen y detener al sospechoso, que se marchó caminando tranquilamente tras asesinar al adolescente, según las imágenes de las cámaras de seguridad divulgadas por los medios de comunicación.

El asesino se marchó caminando tranquilamente tras asesinar al adolescente

 

"Conseguimos identificar al autor, estamos trabajando para capturarlo lo más rápido posible. Había testigos y cámaras de seguridad que nos han ayudado. Lo que aún no está esclarecido es la motivación del crimen", explicó el comisario encargado del caso, Israel Andrade.

El pastor evangélico que oficiaba el culto declaró a la Policía Militarizada que la víctima le dijo, instantes antes de ser asesinado, que un hombre quería matarlo. El menor permaneció en la iglesia hasta el final del acto religioso, momento en el cual el agresor entró y se fue directo hacia la parte del altar para apuñalarlo.