Una semana después del asesinato de la Kristen, la chica de 18 años que una cuchillada le reventó el pulmón y acabó muriendo delante de la discoteca Capitolio de Cornellà (Barcelona), los Mossos todavía trabajan para detener a la presunta autora del crimen. Dos mujeres persiguieron a la chica, pero fue una la que le clavó un navajazo por la espalda.

La autora del navajazo, identificada

Según ha podido saber ElCaso.com, la mujer que apuñaló a la chica boliviana y su cómplice, ya están plenamente identificadas por los investigadores del Área de Investigación Criminal (AIC) de Metropolitano Norte y se ha colgado en todos los sistemas informáticos de los Mossos y de las otras policías que operan al estado su orden de busca y captura.

Kristen Cornella NP

Imagen de la Kristen, la chica boliviana asesinada delante de la discoteca Capitolio de Cornellà.

Fuentes próximas a la investigación han explicado que la mujer que buscan forma parte de un clan familiar gitano ubicado en el delta del Llobregat, donde controlan también un local de ocio.

La policía presiona a la familia de la autora del crimen del Capitolio

Los Mossos d'Esquadra les tienen el pie en el cuello, saben quiénes son y por dónde se mueven. Los investigadores aseguran que la detención puede ser cuestión de días.

La policía cree que la mujer y su acompañante, como también otros de los participantes en la pelea, están escondidos, pero falta descubrir si están todavía por la zona del Llobregat dónde se han esfumado a algún otro punto de España. Es habitual en clanes gitanos, cuando la agresión es contra alguna persona que no es de su etnia, que la red familiar ayude a la persona que busca a la policía a fugarse.

La policía también ha incrementado la presión en el entorno familiar de la presunta autora del crimen, para provocar, paralelamente, según los negocios ilícitos en los cuales participe el clan, si les sale más a cuenta pactar la entrega de la mujer que tener la policía encima durante meses.

Una pelea de madrugada

Más allá de detener a la autora del crimen, y poder probarlo, que parece que será fácil, con el vídeo que existe de la agresión mortal, los Mossos d'Esquadra no tienen demasiado más trabajo.

Los testigos de amigos de la víctima ya han aclarado qué pasó en torno a las seis de la madrugada de aquel sábado delante de la discoteca Capitolio de Cornellà. La dificultad que ocasionó la pelea se inició por una discusión banal entre el grupo de Kristen y el de la presunta asesina. La policía descarta que el enfrentamiento fuera derivado de alguna revancha o batalla por el control de la droga a la zona.