Un hombre de 65 años de Claypole, un barrio de Buenos Aires en Argentina, se ha tomado la justicia por su mano y ha matado a cuchilladas a uno de los dos ladrones que lo asaltaron en plena calle.

Dos ladrones pararon el coche a su lado y bajaron con ganas de asaltarlo y robarle, pero él opuso resistencia y después de pelearse con los dos ladrones, pudo hacerse con el cuchillo que llevaba uno de ellos.

Cuchilladas contra el ladrón

Con el cuchillo en la mano, dio varios navajazos a uno de los ladrones. Finalmente el presunto delincuente acabó cayendo al suelo muerto. El hombre le clavó varias cuchilladas, según relatan varios medios locales. Una de las heridas más graves fue en el pecho, que es el que se cree que le provocó la muerte.

La policía todavía está buscando al segundo ladrón, que se pudo escapar antes de ser agredido también por la víctima del robo.