Un hombre de 51 años se levanta para ir al baño después de una noche de juerga y en ese momento se da cuenta que le faltan los genitales. Alguien se los había arrancado.

Los vecinos han estado buscando los genitales de la víctima sin éxito

Los hechos han sucedido en Muranga, Kenia. Moses Wanyoike habría consumido una gran cantidad de alcohol la noche anterior, según explica Daily Mail. Las autoridades policiales han arrestado a un amigo. Según los vecinos la noche de los hechos escucharon los gritos de un hombre, pero el afectado dice no recordar nada.

La víctima, que había consumido alcohol durante 6 horas antes de regresar a su casa, fue trasladada en estado grave al hospital Nivel Cinco de Muranga.

Mientras, los vecinos iniciaron una búsqueda para encontrar los genitales del hombre para que en el hospital pudieran coserle. Sin embargo, de momento aún no los han encontrado.