Una mujer de 45 años ha estado dos meses entre la vida y la muerte tras el arañazo de un gato callejero. Los hechos han ocurrido en la localidad inglesa de Glasgow.

Le han amputado varios dedos y le han hecho una transfusión de sangre

La mujer estaba en el jardín de su vivienda. Intentó ahuyentar a dos gatos que se estaban peleando y uno de ellos la atacó, según explica Mirror. El arañazo le provocó una grave infección, causada por dos bacterias.

Moira Brady 2

Así ha quedado el brazo de la mujer afectada por el arañazo de un gato

Los médicos aseguraron que, si no llegan a intervenir rápidamente, la mujer podría haber muerto. De momento, durante los dos meses que ha estado ingresada en el hospital, han tenido que amputarle varios dedos, hacerle una transfusión de sangre y aún deberá someterse a varias operaciones.