La suerte evitó una desgracia. Era las 17.30 horas de este miércoles cuando un indigente que normalmente está por la zona de ronda de Sant Antoni, en Barcelona, se acercó hasta la calle de Joaquín Costa del Raval e intentó robar un móvil a un hombre de 26 años que salía de una peluquería. Era un conocido del establecimiento y amigo de uno de los trabajadores.

El joven se resistió y el indigente, senegalés y conocido en el barrio, le clavó un cuchillo en el cuello, tal como adelantó ayer tarde este medio.

Una ambulancia y un coche de Mossos

Tal como se puede ver en estas imágenes las cuales ha tenido acceso ElCaso.com, el joven quedó estirado en el suelo perdiendo sangre. La suerte fue que una ambulancia del SEM volvía de un servicio y topó con el incidente. Los vecinos pararon el vehículo sanitario y pudo atender al joven, que fue trasladado grave al hospital Clínic y donde, según han explicado fuentes próximas al chico, "evoluciona favorablemente".

Para cazar al hombre los vecinos y comerciantes también tuvieron suerte. Lo persiguieron y el agresor se escondió en el lavabo de un restaurante, pero una patrulla de los Mossos que estaba en la zona entró en el establecimiento y lo pudo detener e intervenir el arma que había utilizado para atacar al joven.

Un conocido de los vecinos del barrio

Fuentes vecinales y de la asociación de comerciantes de Ponent y alrededores del Raval han explicado a ElCaso.com que el agresor hacía meses que malvivía en la zona de la ronda de Sant Antoni y que ya había protagonizado algunos otros incidentes.

El sintecho era conocido por increpar personas, sobre todo chicas, con comentarios machistas, pero nunca, siempre según la versión de los vecinos a ElCaso.com, aún había agredido a ninguna persona. Ayer fue la primera vez, y casi acaba con tragedia.