Subhash Yadav, un hombre indio de 42 años, ha muerto después de intentar comerse 50 huevos duros. La víctima apostó con un amigo a que así lo haría.

Los hechos han pasado el lunes en el distrito de Jaunpur, en el estado de Uttar Pradesh (India). El hombre estaba en el mercado de Bibiganj con su amigo cuando idearon el desafío.

Apuesta insólita

Los dos amigos se estaban divirtiendo hasta que, de repente, empezaron a discutir y se apostaron 2.000 rupias (25,45 euros) a que el muerto se podía comer 50 huevos duros, informa el Times of India.

Yadav aceptó el reto y se puso manos a la obra: ingirió hasta 41 huevos antes de tener un ataque.

Comió demasiado

Cuando el hombre estaba a punto de comerse el 42º huevo, cayó desplomado al suelo. Perdió el conocimiento, y lo trasladaron inmediatamente al Instituto de Ciencias Médicas Post Sanjay Gandhi.

Allí los médicos no pudieron hacer nada para salvarlo, y horas después murió. Aunque todavía no se saben las causas concretas de la muerte, los doctores piensan que se podría deber a un exceso de comida.