La madre y el hijo de tres años que se encontraban en paradero desconocido desde el pasado julio han sido localizados este miércoles en Barcelona. Un primo de la joven de 30 años ha conseguido contactar con ella y ha podido arrojar luz a un caso que mantenía en vilo a la familia desde que ambos desaparecieran hace dos meses en Granada. Según ha informado el Periódico de Ibiza y Formentera, la mujer se había trasladado a un pequeño pueblo en Francia para trabajar en la campaña de la recogida de la fresa y no había podido ponerse en contacto con sus allegados por problemas en el móvil.

Sin noticias

Sulamita Rodríguez -de 30 años y natural de Ibiza- llevaba tiempo viviendo con su pareja en la localidad granadina de Baza. A finales del pasado julio, los familiares de la joven empezaron a preocuparse al no poder contactar con ella a través de su teléfono móvil o de sus perfiles en las redes sociales y le preguntaron a su novio por el paradero de la mujer y de su hijo de tres años. "El hombre con el que vivía nos dijo que se había venido a pasar unos días con su hijo a Ibiza, pero no sabemos nada de ella", explicaba María José Ruiz, tía de la desaparecida, que ha intentado sin éxito durante este tiempo contactar por teléfono, Whatsapp y Facebook con la desaparecida.

Temporada

Desesperados, los familiares de la joven denunciaron su desaparición el pasado martes en Ibiza y este miércoles por fin han podido localizar en buen estado a Sulamita y a su hijo. Según informa el mismo medio, la mujer había decidido trasladarse a un pequeño pueblo en Francia para trabajar en la campaña de la recogida de la fresa. Durante su estancia en el país galo, la desaparecida tuvo varios problemas con su teléfono por lo que no ha podido contactar con su familia hasta su llegada este miércoles a Barcelona, una vez finalizada la temporada.