La Policía Nacional sigue buscando a Andrey Peña, de 18 años, y Alexandro Cioplea, de 19, desaparecidos el pasado 4 de octubre durante las Fiestas del Pilar de Zaragoza.

Ambos son amigos y no se ha sabido nada de ellos desde entonces, lo que mantiene preocupadas a sus respectivas familias, informa Heraldo de Aragón.

Los desaparecidos estudiaron juntos en el mismo colegio

 

Andrey tiene el pelo rapado y ojos castaños, pesa 1,75 metros y pesa 80 kilos. Una persona lo vio el mismo viernes, 4 de octubre, en la calle Sevilla de la ciudad. Al parecer, iba “en mal estado y cabeceando” en dirección a su casa, donde nunca llegó. A las 48 horas, su familia interpuso una denuncia por desaparición.

Alexandro, por su lado, vive en el barrio de Las Delicias, tiene los ojos verdes y el pelo castaño. "No es un chico problemático, está contento en el trabajo y no sabemos por qué se ha ido de casa", indicó su madre, Alba.

"Hemos recibido varias llamadas de personas que creen haberlo visto en distintos puntos de la ciudad y se lo hemos hecho saber a la Policía", ha añadido Alba. Los dos jóvenes desaparecidos estudiaron juntos en el mismo colegio. "Perdieron la relación después, pero la recuperaron años más tarde", concluye.