Los médicos han lanzado una alerta sanitaria por un medicamento contra la osteoporosis que provoca dependencia y fracturas vertebrales cuando se deja de tomar. Se trata de Denosumab, conocido como “la droga de los huesos”, un fármaco con altos riesgos para la salud.

Denosumad

El Institut Català de Farmacologia ha recomendado en un informe evitar su prescripción porque puede producir síndrome de abstinencia. De hecho, ya había numerosas publicaciones científicas que proponían que este medicamento se utilizara tan solo en casos determinados, pero, a pesar de las advertencias, lleva 9 años comercializándose.

Tan solo en las Canarias ya se han detectado cinco casos

Aunque el medicamento es eficaz mientras se toma, hay probabilidades de un posible efecto rebote tras la suspensión del tratamiento. Los pacientes, al dejarlo, corren el riesgo de padecer fracturas vertebrales y de cadera. Por su parte, la farmacéutica asegura que la posibilidad de fractura es la misma que había antes de consumirlo.