Un asteroide ha pasado muy cerca de la Tierra y sólo ha sido detectado menos de una hora antes de que ese bólido 'llegara' a nuestro planeta. El objeto espacial, que ha sido denominado como C0PPEV1, fue captado el 31 de octubre por el observatorio estadounidense Catalina Sky Survey y minutos después por otros observatorios. 

El asteroide se acercó a solo 6.000 kilómetros de la superficie terrestre, pasando por encima del sur de África a una velocidad superior a los 40.000 kilómetros por hora.

Hay que tener en cuenta que, los satélites de telecomunicaciones geoestacionarios orbitan a 35.786 km, mientras que la Estación Espacial Internacional se encuentra a unos 400 kilómetros de altitud.

Los investigadores han calculado que el diámetro del asteroide es de entre 2 y 7 metros, por lo que es demasiado pequeño para representar una amenaza real para nuestro planeta.

Este acercamiento y el hecho que haya sido descubierto menos de una hora antes de que el bólido llegara a nuestro planeta demuestra, una vez más, la vulnerabilidad ante un posible impacto de asteroides a la que estamos expuestos, pese a los esfuerzos de la NASA y otras agencias espaciales para detectar a tiempo objetos que puedan representar un peligro para la Tierra.