Micaela, la exhijastra del albañil apaleado por una mujer por agredir de su sobrina de trece años, ha hablado sobre los abusos que sufrió a manos de este hombre y pide que lo encarcelen.

Desde los 7 a los 14 años

Cuando Micaela Carrasco vio la foto del albañil, de 53 años, al que una mujer había apaleado por abusar de su sobrina, no tuvo ninguna duda: era el mismo hombre que la violó desde los 7 a los 14 años, mientras mantenía una relación sentimental con su madre.

Durante años, esta mujer no pudo decir nada ni denunciar los hechos, ya que la tenía amenazada con hacerle daño a su hermano, a sus tíos y a su abuela.

Hijastra albañil / La Sexta

Micaela Carrasco, la exhijastra del albañil apalizado por abusar de una niña / La Sexta

Cuando su madre y él rompieron, Micaela pensó que todo había terminado, pero no fue así: una vez, se presentó en su casa mientras ella y su hermano estaban solos e intentó abusar otra vez de ella.

Ella se resistió y él intentó asfixiarla, sin éxito. Fue aquí cuando Micaela decidió interponer una denuncia contra el hombre.

La secuestró

Sin embargo, el peor episodio sucedió después: un día, el hombre la fue a recoger al instituto, la llevó a su casa y la violó: “Me amordazó, me ató las manoscon pinzas de ropa, me torturó en mis partes”, ha explicado en declaraciones a La Sexta.

Según Carrasco, después de ella, el hombre abusó de otra chica, de una niña emparentada directamente con él, de otra menor y de la niña de trece años a la que hizo tocamientos. Además, tiene antecedentes de este tipo: “estuvo en prisión por tener pornografía infantil”.

Depredador sexual

Es por todo esto que Micaela lo define como un verdadero depredador sexual y no entiende porque sigue en libertad: “Yo he vivido una pesadilla muy grande y lo que no me parece normal es que siga estando en libertad”, ha expresado.

Micaela Carrasco: “Vivo con miedo porque sé de lo que es capaz”

Carrasco ha añadido que, aunque han pasado varios años desde que abusó de ella, sigue teniendo miedo: “Cualquier día se le puede ir la cabeza y pillarme en la calle. Vivo con miedo porque sé de lo que es capaz”.

Micaela también ha compartido su malestar respecto a su hermanastra. Su madre y el presunto agresor tuvieron una hija antes de separarse que “ha estado viviendo con él en un campo, en la nada, solos. Yo no sé si a mi hermana le ha pasado algo o no me lo quiere decir”, cuenta.

Ahora, tras este caso, Micaela solo pide “que no lo dejen en la calle. Lo acaba de hacer y lo va a seguir haciendo. No puede quedar en libertad porque es un peligro para los pequeños y para cualquier mujer", ha afirmado.

Brutalmente apalizado

Los hechos tuvieron lugar el pasado 27 de enero en Málaga. Una mujer, al enterarse que un hombre había abusado de su sobrina de trece años, decidió vengarse: contrató al agresor, de profesión albañil, para una supuesta reforma en el baño. Cuando llegó, la mujer le dio una brutal paliza con la pata de una silla.

La mujer estaba limpiando los rastros de sangre del rellano mientras repetía "nadie abusa de ella"

El hombre consiguió huir, totalmente ensangrentado, y llamó a la policía, a quién dijo que le habían atracado. Al mismo tiempo, los agentes encontraron a la mujer  limpiando los rastros de sangre de la casa y el rellano, mientras repetía "nadie abusa de ella". Justo después, confesó que había agredido a un hombre y explicó el motivo,.

Los dos fueron detenidos y puestos en libertad, ella sin medidas cautelares y él con una orden de alejamiento respecto a la menor.

Ahora, se están instruyendo dos causas. Una es sobre la agresión sexual, durante la cual se tomará declaración de la víctima y de otras personas de su entorno y se examinará el teléfono móvil del presunto agresor. La otra causa es sobre el ataque de la mujer.