La entidad ecologista Salvem el Golfet ha denunciado a las redes sociales que se están celebrando fiestas con multitud de embarcaciones en la zona de la cala de Massoni y la Banyera Russa, en la costa de Palafrugell (Girona).

Una cuarentena de barcas y lanchas

El sábado 10 de agosto se reunieron hasta una cuarentena de barcas y lanchas. La entidad, sin embargo, ha afirmado que esta no es la primera de las fiestas que se hace y un vídeo colgado a Twitter muestra cómo el 12 de julio hubo otra.

Para los miembros de Salvem el Golfet, estas fiestas demuestran "un nulo respeto por el entorno y el fondo marino". De hecho, estas dos calas forman parte del Plan de Espacios de Interés Natural (PEIN) de Cap Roig. Para intentar pararlas, los ecologistas piden que se instalen boyas ecológicas y se prohíba el fondeo de las barcas.

No es la primera vez

Los espacios de la cala Massoni y la Bañera Rusa de Palafrugell (Baix Empordà) se convirtieron este sábado en el escenario de una fiesta ilegal improvisada en que se reunieron más de 40 embarcaciones.

La entidad Salvem el Golfet ha denunciado esta situación y ha afirmado que no es la primera vez que se ha producido un hecho de estas características. De hecho, hace aproximadamente un mes pasó una situación similar que una usuaria de Twitter ya denunció en las redes sociales.

Precisamente la entidad ya había presentado dos instancias con las mismas demandas el año pasado. Sólo el Ayuntamiento de Palafrugell respondió a las peticiones, adelantando que se incluirían en el Plan de Usos del litoral de 2019. Aun así, el Ayuntamiento les adelantó que este plan todavía no se ha desarrollado y por eso no se han instalado las boyas.