La llegada de los aficionados del Liverpool FC es patente en las calles de Barcelona. Los seguidores más radicales, conocidos como hooligans, ya han protagonizado varias escenas lamentables en la zona del centro de la capital catalana a pocas horas del partido que enfrentará a su equipo y al FC Barcelona en las semifinales de la Champions. La detención de seis ultras por disturbios en la zona de la Rambla no fue el único incidente que tuvo lugar este martes. Al menos dos personas acabaron en las fuentes de la plaça Reial de Barcelona tras ser empujados por hooligans club inglés.

Varios vídeos compartidos a través de las redes sociales muestran como algunos aficionados se dedican a tirar a personas a las fuentes, sin motivo aparente, únicamente por placer y entretenimiento. En las imágenes se puede ver como un hombre empuja a un turista que estaba subido en uno de los bordillos de la fuente de la plaça Reial para tomar una fotografía. La víctima sale del agua toda empapada y desconcertada empieza a buscar a su agresor, mientras algunos aficionados se jactan de la escena.

En otro de los vídeos que se han hecho virales, un hombre coge por los pies a uno de los vendedores ambulantes de cerveza que acostumbran a frecuentar la misma plaza y lo arroja a las fuentes mientras este está de espaldas, un incidente que también se produce sin un motivo aparente. 

Desde este martes, centenares de seguidores se han concentrado en esta plaza del centro de Barcelona y han protagonizado disturbios, en los que han tenido que intervenir unidades antidisturbios de la Guardia Urbana de la ciudad y de los Mossos d'Esquadra, tal como han confirmado fuentes municipales.