Una acupuntora ha perforado accidentalmente los pulmones de una paciente mientras le insertaban agujas en los hombros, hecho que le provocó un colapso pulmonar.

La mujer sintió un fuerte dolor, pero la acupuntora no le dio importancia

Los hechos ocurrieron en marzo del 2018 en Nueva Zelanda. La mujer de 33 años acudió a una clínica de acupuntura para tratarse de los dolores causados por una lesión en uno de sus brazos. Con el fin de aliviar ese malestar, la acupuntora insertó dos agujas cerca de la cerca de la parte superior de los hombros, una zona cerca de los vértices de los pulmones. La paciente sintió dolor e indicó al especialista que los alfileres se sentían “extremadamente profundos”. Después de unos 30 minutos le retiró las agujas, momento en que la mujer sintió un fuerte dolor en la parte derecha del pecho. La acupuntora no le dio importancia y la envió a casa.

Trasladado al hospital

Las molestias en el pecho empeoraron y la mujer tuvo que ser trasladada al hospital donde fue tratada de neumotórax, que es la presencia de aire exterior en la cavidad de la pleura y la pared torácica, lo que provoca el colapso del pulmón.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) cerca del 30% de los casos de neumotórax son causados por la inserción de agujas en esa zona.