Fernando y María Fernanda se acababan de casar y la imprudencia de un jugador del Sevilla, Joao Maleck, mexicano que milita al filial de este equipo, los mató. Así se puede ver en estas imágenes del brutal accidente donde el coche del futbolista embiste por detrás el coche de la pareja, que murió al acto.

Según varios medios mexicanos, iba presuntamente a 160 kilómetros por hora con su vehículo en la localidad de Zapopan, al estado de Jalisco (México) en una zona limitada a solo 50 kilómetros por hora. No solo eso, el futbolista también había bebido más de la cuenta, según las pruebas de alcoholemia que se le practicaron.

El futbolista había salido de fiesta

El joven había salido de fiesta y cuando empezó a clarear decidió volver a su casa, y fue cuando se cruzó con la pareja, que se había despertado muy temprano para seguir con la fiesta de su boda. La fiesta ya no se pudo celebrar.

Aunque el hombre tuvo que ser atendido en el hospital, no se sufre por su vida. La policía lo detuvo como autor de la temeridad que acabó con la vida de estos dos jóvenes de 26 y 33 años.