Al menos dos personas han resultado heridas graves y diez más han tenido que recibir asistencia médica después que un avión de pasajeros se ha salido de la pista y casi ha caído al agua durante su aterrizaje. Los hechos han ocurrido en la localidad estadounidense de Unalaska (Islas Alutianas, Alaska).

La aeronave es un Saab 2000 de la compañía PenAir y realizaba el vuelo 3286 de Anchorage a Unalaska con 39 pasajeros a bordo y 3 miembros de la tripulación.

Parece ser que el avión se salió de la pista en el segundo intento de tomar tierra, tras abortar una primera maniobra de aterrizaje.

A bordo viajaba también un equipo de natación de una escuela de Alaska y sus acompañantes, que han resultado ilesos.

Las autoridades han abierto una investigación para esclarecer las causas del accidente.