Una abuela de 85 años escapó de su residencia geriátrica y al día siguiente apareció muerta entre unas zarzas con indicios de congelación en Las Rozas (Madrid). Los hechos pasaron en enero de este año y ahora, la familia lo ha denunciado entienden que fue una negligencia del centro.

Tenía 85 años y sufría Alzheimer

La mujer se llamaba Isabel Martínez sufría Alzhéimer y tenía tendencia a escaparse. La última vez que escapó fue a causa de un despiste: un trabajador de una empresa de mensajería entró a la residencia dejando la puerta entreabierta y es en este momento que la mujer aprovechó para salir a la calle. Las cámaras de seguridad grabaron como escapó el 18 de enero de 2019.

La residencia estuvo dos horas sin comunicar la desaparición de la mujer a sus familiares

El diario El Mundo ha avanzado toda la información en un reportaje donde explica que la residencia estuvo dos horas sin comunicar la desaparición de la mujer a sus familiares. Una vez lo hicieron, la familia pudo denunciar la desaparición a los cuerpos policiales. A pesar de que la Guardia Civil estuvo buscando a la señora acabaron desistiendo a media noche de aquel mismo día. Al día siguiente aparecía el cuerpo con signos de congelación a dos kilómetros de la residencia entre unas zarzas y con heridas en la cara.

Ahora, la familia ha denunciado la falta de control del centro y de personal en el geriátrico. Además, también han señalado la precariedad de los geriátricos y el empobrecimiento de las condiciones personales que sufren sus usuarios.