Rachel Palma acudió a urgencias después de sufrir dolores de cabeza muy fuertes. Fue diagnosticada con un tumor cerebral, pero al abrirle el cráneo para extirparle el tumor, se encontraron una tenia, para sorpresa de los médicos.

Encontraron una tenia bebé que le producía fuertes dolores de cabeza

 

Tras numerosas pruebas, los médicos le comunicaron que todo apuntaba a que tenía un tumor cerebral cancerígeno y que tenía que ser operada de urgencia. La mujer, recién casada, fue intervenida en el Hospital Mount Sinai de Nueva York.

Cuando los médicos le abrieron el cráneo no encontraron un tumor maligno sino una "masa encapsulada que se parecía a un huevo de codorniz", tal y como ha explicado Jonathan Rasouli, jefe de neurocirugía de la Escuela de Medicina Icahn, a The Washington Post.

Las tenias pueden migrar del intestino a otra parte del cuerpo

Los médicos extrajeron la masa para analizarla con el microscopio y lo vieron claro: se trataba de una tenia bebé. Tener una tenia en el cerebro no es algo común, pero sí que es posible tenerla si se ingiere carne de cerdo poco hecha, aunque en el intestino. Otra forma de contraer el parásito es contagiándose de otra persona que la tenga.

Las tenias arrojan huevos microscópicos en las heces de la persona que la contiene. Si no se lavan bien las manos, pueden pasarlas a los demás, por ejemplo, si preparan comida para otra persona. Desde el intestino pueden migrar a otra parte del cuerpo.