Poco a poco se van conociendo más detalles del youtuber que pagó 200 euros a su compañero de piso a cambio de dejarse cortar el pene en Zaragoza. Ya tiene nombre: es Aarón Beltrán. La historia de este rapero no es demasiado plácida. El hombre, de 33 años, se dedica a colgar vídeos en YouTube haciendo rimas bajo el nombre artístico de El Sanatorio del Ático pero no tienen demasiadas visitas ni demasiada calidad.

Pensó dar el salto a la fama haciendo una cosa bien curiosa (y dolorosa): cortar el pene de su compañero de piso. Primero intentó encontrar a alguien en páginas de contacto que se dejara hacerlo. Ofrecía 200 euros más una prima que podría llegar a los 2.500 si los vídeos en YouTube tenían muchas visualizaciones. Se había estudiado cómo retribuye YouTube a los creadores de vídeos y pensó que podría saltar a la fama y hacer cuatro euros.

Los planes de los artistas no siempre salen bien

Pero no siempre las cosas salen como imaginan los artistas. El Sanatorio del Ático, Aarón Jonás Beltrán Molina, no encontró a nadie que quisiera participar de su creación y finalmente optó por llevarla a la práctica con su compañero de piso. Un hombre británico que se dejó castrar a cambio de esta ridícula cantidad de dinero.

No soportó el dolor y empezó a correr como una gallina sin cabeza por las calles de Zaragoza hasta que fue interceptado por la policía y llevado a un centro médico, donde pudieron salvarle la vida y parar la hemorragia. La Policía Nacional de la capital aragonesa fue siguiendo el hilo hasta que pudo llegar al piso donde se había intentado grabar el grotesco espectáculo. Aarón quedó detenido y puesto a disposición del juez y el vídeo, por suerte, no llegó a YouTube. El joven mutilado, sin vídeo, tampoco podrá cobrar el 'plus' por visualizaciones.

Desde que fue detenido por la castración frustrada, que Aarón Beltrán está ingresado en prisión a la espera de juicio. Pero no saldrá pronto. Hace poco ha recibido otra condena que lo apartará, durante bastantes días, del escenario y del YouTube.

Condenado por intentar matar a su madre y su hermano

Este poco conocido rapero de Zaragoza no es la primera vez que tiene problemas con la justicia. Acaba de ser condenado por haber intentado matar, el año 2018, a su madre y su hermano después de tirar unas tijeras y un martillo durante una pelea doméstica. El joven insultó gravemente a su madre y a su hermano y después los agredió de forma violenta.

Ante el juez, el artista aceptó que era consumidor de cocaína, esnifaba disolvente y también tomaba pastillas. Ahora espera también ser juzgado por la amputación del pene de su compañero de piso.