Las 39 personas halladas sin vida dentro de un camión frigorífico en un polígono industrial de la localidad de Grays, en Essex (este de Inglaterra), eran de nacionalidad china, según han revelado este jueves medios locales.

Los medios han identificado al conductor del camión donde aparecieron 39 cadáveres como Mo Robinson, de 25 años, procedente de la localidad norirlandesa de Portadown, quien permanece detenido como sospechoso de asesinato.

El conductor, Mo Robinson, de 25 años, sigue detenido como sospechoso de asesinato

 

El camión había llegado en la madrugada del miércoles a la localidad de Purfleet, a orillas del río Támesis, en un transbordador procedente de la localidad belga de Zeebrugge. La Agencia Nacional del Crimen británica ha indicado, por su parte, que trabaja para identificar a "grupos criminales organizados que pudieron haber participado" en estos hechos.

La Policía británica señaló que la cabina del camión procede de Irlanda del Norte, mientras que fuentes del Ministerio búlgaro de Exteriores han indicado que el remolque está al parecer registrado en Bulgaria bajo el nombre de una compañía que pertenece a un ciudadano irlandés.