Actualmente, hay 1.195 personas durmiendo en la calle en Barcelona. Así lo ha contabilizado la Fundación Arrels en el recuento anual de los sintecho.

Desde la Fundación aseguran que la cifra es muy alta y que los ha puesto en alerta. Aún así, puede que se deba al hecho de contar con más voluntarios, llegar a más zonas de la ciudad y contabilizar a más personas.