Este año se han producido 113 muertes por ahogos en espacios acuáticos, según informa la Agencia Efe.

Esta pasada semana han muerto tres menores en Málaga, Pontevedra y Barcelona y un niño de dos años se encuentra en estado grave en Madrid. Todos relacionados con accidentes en piscinas.

Según los expertos, el ahogo infantil es la segunda causa de muerte por accidentes en menores, después de los accidentes de tráfico. Hay que tener en cuenta que un niño se puede ahogar en 20 segundos, con sólo una inspiración, y que los únicos elementos de seguridad infalibles son los chalecos salvavidas homologados. El resto de flotadores son útiles para aprender a nadar, pero también pueden ser muy peligrosos.