El cibercrimen rompe las estadísticas del Ministerio del Interior y se convierte en una seria amenaza para la seguridad de las personas. Los datos apuntan a que los delitos informáticos se han disparado en España.

En este sentido, España es ya el sexto país del mundo que más ataques de phishing ha sufrido, según recoge la firma de ciberseguridad rusa Kaspersky en su último informe sobre Spam y Phishing. En el segundo trimestre de 2019, el 15,85% de los equipos protegidos por la firma fueron atacados por campañas de pishing, situándonos sólo por detrás de Grecia (26,20%), Venezuela (25,67%), Brasil (20,86%), Australia (17,73%) y Portugal (17,47%).

Asimismo, según ha denunciado el exdirector del CNI, Félix Sanz Roldánen 2018 el Centro Nacional de Inteligencia ha detectado 38.029 incidentes de ciberseguridad, un crecimiento del 43% respecto a 2017, de los cuales 102 (2,7%) fueron críticos.