La provincia con el aumento mayor de delitos en el 2018 fue la ciudad autónoma de Melilla. Las infracciones penales crecieron un 15,2% respecto del año anterior. Los delitos que más crecieron fueron los de lesiones y riñas tumultuariàries.

Detrás de Melilla se sitúan Barcelona, con un aumento del 12,6%, Guadalajara, con un 12,4%, y Teruel, con un 12,1%.