El Gremio de Pastelería de Barcelona prevé que los catalanes consumirán 1,8 millones de tortas por Sant Joan, hecho que supone un incremento del 3% con respecto a la verbena de 2018.

Las tortas que más se venderán estos días serán la rellena de crema, la de chicharrones y la de brioche con frutas y piñones.

Los precios de esta torta tradicional variarán en función del tamaño y el peso, pero se mantendrán en la línea del año pasado, entre 16 y 35 euros.