Con las sirenas de sus coches patrullas encendidas a las puertas de la Comandancia de Ciudad Real, así ha rendido homenaje la Guardia Civil a su compañero Francisco Javier Collado, el segundo agente muerto por coronavirussegundo agente muerto por coronavirus en España.

Unos honores y un recuerdo al que se ha unido incluso la Ertzaintza, con un conmovedor aplauso frente al cuartel de la Guardia Civil de Vitoria que ha sido ampliamente celebrado en las redes.

Deja a un hijo de 10 años con leucemia

Francisco Javier, falleció ayer por la mañana en Urgencias después de pasar varios días de cuarentena en su domicilio sin que presentase, de acuerdo a diversas fuentes, patologías previas. Tenía 38 años y atrás deja a una esposa y un hijo de 10 años que padece leucemia, según Nius Diario.

Protección en las prisiones

El agente, que durante años fue representante de la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) en Ciudad Real, trabajaba en el centro penitenciario de Herrera de La Mancha haciendo labores de seguridad y acompañamientos de los presos en los traslados, y había denunciado unos días atrás la falta de medios de los que disponía la prisión para hacer frente a la pandemia. 

Otro compañero de su misma unidad se encuentra también ingresado en la UCI del hospital de Alcázar de San Juan, sedado y con respiración asistida y cuatro más siguen confinados en su domicilio y con síntomas. 

El fallecimiento de Francisco Javier Collado ha ocurrido sólo 24 horas después de la muerte de su compañero Pedro Alameda, de 37 años, con mujer e hija de 5 años, destinado en el puesto de la Mayoría Centralizada de Valdemoro, en el Servicio de Retribuciones de la Benemérita.

En tanto, la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) ha dirigido un escrito al Ministerio de Interior solicitando que se extremen las medidas impuestas por Sanidad para las Fuerzas de Seguridad del Estado por su mayor exposición al virus. Un llamamiento que también que se ha hecho desde otras asociaciones como la APROGC, instando al Gobierno de España a que proteja a los profesionales que combatiendo la infección en primera línea y a sus familias. 

El duelo de un pueblo

La agrupación musical de Nuestro Padre Jesús de la Redención, de Córdoba, a la que el jaenense Francico Javier Collado perteneció durante años, también ha manifestado su dolor por la terrible pérdida en un comunicado, donde señalaban que “lamentamos el fallecimiento de Francisco Javier Collado Rivas, antiguo componente de nuestra agrupación y agente de la Guardia Civil”.

Los cordobeses también han querido trasmitir su pésame a sus familiares y allegados: “Que Nuestro Padre Jesús de la Redención y Ntra. Sra. de la Estrella lo acojan en su reino. DEP compañero”, concluye el obituario.

Con la muerte del Guardia Civil, el coronavirus ya suma 1.326 fallecidos y 25.000 infectados en toda España.