Un hombre y una mujer han aparecido muertos en su casa con heridas de arma blanca en Córdoba. Los cuerpos los han encontrado cuando los bomberos han ido al domicilio de los dos a apagar un incendio. Todo apunta que se trata de un nuevo caso de violencia machista.

Los servicios de emergencia han recibido el aviso a las once de la mañana por un incendio en el primer piso de la calle Espejo Blanca, número 3. Cuando los bomberos han llegado, se han encontrado dos personas heridas por arma blanca que han acabado muriendo poco después. El fuego había quemado una habitación, mientras el resto de la casa ha resultado afectado por el humo.

El hombre había estado en la cárcel por matar a su mujer

La mujer, Ana Lucía Silva, tenía 49 años. Trabajaba de empleada doméstica, era de nacionalidad brasileña y tenía una hija de 16 años. El hombre, Salvador Ramírez, de 46 años, era de Málaga y trabajaba en un local de restauración próximo, según recoge el diario Córdoba.

El hombre tenía antecedentes por violencia machista, según los familiares, que no dudan de que él es el responsable de la muerte. De hecho, había estado en prisión por haber matado a su exmujer en 2002.

La hipótesis con que se trabaja es que el hombre habría atacado a la mujer para intentar suicidarse posteriormente. También podría haber causado el incendio para intentar tapar las causas.

La policía ha abierto ya una investigación para aclarar los hechos.