Una estudiante mexicana de 16 años acababa de salir de clase cuando un grupo de hombres armados la secuestró. Los hombres pidieron a la familia una cantidad ingente de dinero que no podían pagar y, dos días más tarde, la encontraron descuartizada dentro de una bolsa de basura.

El secuestro de la joven Izamar

Azamar Méndez, "Izamar" era una joven mexicana que estudiaba en la ciudad de Veracruz (México). El viernes, a las siete de la tarde, salió de la escuela cuando un conjunto de hombres armados la secuestró, según afirman varios testimonios el diario Infobae.com.

Los secuestradores pedían un millón de pesos mexicanos para el retorno con vida de la joven

Aquel mismo día la familia, viendo que la chica no llegaba a casa, denunciaron su desaparición. Unas horas más tarde recibieron una llamada de los secuestradores pidiendo un millón de pesos mexicanos por su rescate.

El cuerpo descuartizado

A pesar de los esfuerzos de la familia por conseguir el dinero, les fue imposible. El mismo domingo recibieron la llamada de la policía local que habían encontrado el cuerpo de una joven sin vida de las características de Izamar. El cuerpo estaba descuartizado dentro de una bolsa de basura en la carretera.

El Servicio Médico Forense confirmó que la chica llevaba 12 horas muerta y que la habían asesinado con un arma blanca.

El caso ha indignado a toda la comunidad de Veracruz, que ya ha pedido a las autoridades estatales y municipales un refuerzo en la seguridad en la zona escolar. De momento, todavía no se han localizado los responsables de la brutal agresión.