Eva A.P., una médico de 47 años, es la víctima número 35 de la violencia machista este año en España. Este miércoles por la mañana ha aparecido muerta a cuchilladas en su casa en Terrassa (Barcelona). La mujer trabajaba en el CAP Terrassa Est, donde este jueves se hará un minuto de silencio en rechazo al crimen.

Este miércoles por la mañana, su marido, Manel P.S., abogado de profesión y de unos 50 años, ha ido a la comisaría de la Policía Nacional de Terrassa para confesar que había matado a su mujer en su casa, situada a escasos metros de la sede policial.

Los agentes que se han presentado en el lugar de los hechos han confirmado que el cadáver de la mujer estaba en el domicilio, situado en el 4º 1ª del paseo del Vapor Gran, número 2, en el centro de la ciudad.

Poco conocidos por los vecinos

Los vecinos han explicado a ElCaso.com que el matrimonio tenía dos hijos de 12 y 15 años. Al parecer, estos días se encontraban de vacaciones con sus abuelos. La pareja tenía poca relación con los vecinos más allá de cruzarse en el edificio, pero no habían oído alboroto en el piso más allá de una supuesta agresión del padre a la hija pequeña hace unos años.

Según parece, la pareja hacía unos diez años que vivía en el edificio, construido en torno al 2004. Tampoco los usuarios de una residencia de abuelos que hay al otro lado de la calle han dado más detalles, a pesar de asegurar que veían a menudo el matrimonio en la terraza del ático.

En el trabajo, por otro lado, Eva era una médico de familia muy apreciada por sus pacientes y por sus compañeros, que la consideraban no sólo una gran doctora, sino, también, una persona excelente.

El juzgado investiga el crimen

Después de que el asesino confeso se entregara a las nueve y media de la mañana, los Mossos d'Esquadra y la Policía Municipal de Terrassa se han presentado en el lugar. Una hora más tarde, la policía catalana ha precintado la zona, ya en medio de una gran expectación de los vecinos y de los medios, y se ha hecho cargo de la investigación.

A lo largo de la mañana han ido llegando patrullas de la policía científica, que han registrado, en busca de pruebas, el interior de la vivienda, la terraza y las partes comunes del edificio.

El juzgado de violencia sobre la mujer de Terrassa ya ha abierto una investigación por el homicidio, y, sobre la una del mediodía, los trabajadores de la Funeraria de Terrassa han llegado al lugar de los hechos para retirar el cadáver, una vez autorizados por la comitiva judicial.

Dentro de la pareja no había antecedentes registrados de violencia de género.

funeraria terraza joaquim albalate

El vehículo de la Funeraria de Terrassa, llegando al lugar de los hechos / J.A.

Además, se trata del segundo caso de violencia machista que se desarrolla en Terrassa en menos de un mes: el 19 de junio se detuvo a un hombre por haber matado a su pareja y por haber escondido su cuerpo en la casa que compartían los dos, en la calle Volta de la población. La mujer había desaparecido en agosto del año pasado.

Como en aquel caso, el Ayuntamiento de Terrassa ha activado el protocolo de feminicidios y ha decretado tres días de luto oficial. Fuentes municipales han asegurado a ElCaso.com que, además de una concentración de rechazo ―que se hará este jueves ante el ayuntamiento― también se dará apoyo psicológico y de los servicios sociales a la familia de la víctima.

El Colegio de Médicos de Barcelona y el Consorcio Sanitario de Terrassa, el ente donde trabajaba la mujer como médico de familia, también han condenado el asesinato y harán concentraciones de rechazo al crimen.