Los Mossos d'Esquadra han detenido a un hombre de 41 años por haber matado, presuntamente, a su madre a cuchilladas en Arenys de Mar, en Barcelona, y haber intentado huir después de vivir diez días con el cadáver.

La familia de la víctima hacía días que no sabía nada, y los vecinos tampoco lo habían visto. Una de ellas dio el aviso a la policía porque no había ido a trabajar, y la policía se presentó en el piso donde vivían madre e hijo, en la calle Doedes, 72, según explica La Vanguardia.

Intento de fuga

Como la puerta estaba cerrada con llave por dentro, un cerrajero tuvo que reventar la cerradura, y fue entonces cuando, ante el hedor que salía del piso, alertó los Mossos. El ruido alertó al supuesto asesino, de que saltó a un patio interior y entró en otro piso sin ser detectado por su vecino.

Después de esconderse cuatro horas, sin embargo, decidió salir y seguir huyendo. Un niño que vivía en el piso, sin embargo, lo vio y avisó a la policía. El asesino intentó huir corriendo, pero ya era demasiado tarde: la policía lo detuvo en la calle.

Diez días con el cadáver en casa

Según parece, se había perdido la pista de la mujer el día 11 de septiembre, que es el día que la mujer habría muerto y desde el cual el hijo se habría encerrado en casa con el cadáver.

Los vecinos aseguran que el presunto parricida era un chico solitario y reservado que a duras penas salía de casa con su madre y que sólo tenía algunos trabajos esporádicos. La madre, en cambio, era una directiva de una gran empresa textil. Las discusiones eran habituales, según los testigos, pero nada hacía prever este desenlace.

El hombre vendía las pertenencias de su madre por internet

Los vecinos aseguran que la última vez que lo habían visto había sido sábado, cuando fue a ver el partido del Barça a un bar próximo. Entonces llevaba una bolsa de ropa: el hombre había empezado a vender las pertenencias de la madre por internet e, incluso, había puesto el piso a alquiler.

Después de que la policía encontrara el cuerpo y detuviera al hombre el domingo, este lunes una comitiva judicial volvió al piso para reconstruir los hechos y recoger todo tipo de pruebas.

La investigación continúa abierta y se ha decretado el secreto de sumario, motivo por el cual los Mossos d'Esquadra no han podido dar más detalles del caso, consultados por ElCaso.com.