Estos son los peligros si utilizas un sillín infantil para el coche:

Recomendaciones

Puede ser que el sillín haya sufrido algún accidente de coche y no lo sepamos. En un accidente, el sillín puede romperse de manera imperceptible y no aguantar de manera eficiente a los niños.

Además, si no tenemos el manual de instrucciones, podríamos montar mal el sillín. Eso podría tener consecuencias fatales en caso de accidente.

La edad del sillín también es importante. Si la silla tiene más de 6 años, no tendría que utilizarse. Además, también puede ser que con los rayos del sol se haya deteriorado mucho.

Si tenéis el número de serie y la fecha de fabricación podréis comprobar si el fabricante ha hecho alguna revisión o si se ha retirado del mercado por defectos.