La agresividad en el volante es uno de los factores determinantes en accidentes en coche. Descubre con estos consejos cómo conducir menos agresivamente:

Recomendaciones

Según la AAA Foundation for Traffic Safety, las mejores técnicas para reducir la agresividad y el estrés en el volante son:

  • Cambiar los horarios para evitar los atascos.

  • Mejorar el confort dentro del coche, con música relajante y una temperatura adecuada.

  • Ser conscientes cuando tomamos una postura tensa y destensarla.

  • Evitar coger el coche cuando estamos de mal humor o muy cansados.