Una insolación o un golpe de calor es un aumento de la temperatura corporal que puede llegar a tener graves consecuencias sobre nuestro cuerpo. Así es como puedes evitarlo:

Recomendaciones

Los síntomas de una insolación son: sudor intenso, mareo, fiebre alta y taquicardias.

Se puede prevenir evitando la actividad física intensa en los momentos de más calor. También es importante no hacer comidas copiosas y beber mucha agua para estar bien hidratado.

Cuando salís a la calle, llevad la cabeza y vestid con ropa clara y fresca.

Si estáis sufriendo un golpe de calor, id a un lugar fresco y tendeos al suelo boca arriba, con las piernas levantadas. Es muy importante seguir hidratándose y tener ventilación cerca. Si los síntomas se agravan y perduran, visitad los servicios sanitarios o llamad al 112.